Invisaling

Invisaling es la nueva alternativa de ortodoncia, para corregir la posición de sus dientes sin necesidad de aparatos metálicos. Su uso no requiere de la instalación de brackets, ni alambres, que irriten su boca, le molesten al comer o cambien su imagen facial.

La mayoría de los adultos preferiría vivir con los dientes torcidos que pasar dos años o más con los aparatos metálicos que les traen recuerdos de sus años adolescentes. El retenedor transparente Invisalign se creó para introducir la estética tan necesaria al campo de la ortodoncia en adultos.

Esta técnica moderna utiliza juegos de alineadores hechos a la medida para adaptarse a su dentadura. Estos alineadores, prácticamente invisibles, reposicionan sus dientes para conseguir una sonrisa de la que se sentirá orgulloso, los cuales pueden ser removidos por la misma persona en el momento que le resulte conveniente.

Para asegurar el resultado más preciso, el ortodoncista usará la información de imágenes en una computadora para crear los aparatos. Después de tomar impresiones de la mordida de su boca, el dentista usará el sistema Invisalign de formación de imágenes tridimensionales por computadora transparente.

El primero se adaptará a la configuración actual de los dientes. Cada retenedor sucesivo actuará como un aparato invisible que utiliza presiones suaves para mover los dientes a la posición deseada.

El número de alineadores Invisalign a usar dependerá de cada caso individual, pero el promedio es entre 18 y 30. Cada retenedor transparente es removible y se usa durante dos semanas (24 horas por día, excepto durante las comidas) para luego continuar con el siguiente alineador.

Este proceso se repite hasta que los dientes están en la posición deseada. El tratamiento completo lleva la misma cantidad de tiempo que los aparatos de ortodoncia tradicionales.

Usted debe llevar cada par de alineadores durante aproximadamente 2 semanas, quitándoselos sólo para comer, beber, cepillarse o limpiarse con seda dental. Según vaya remplazando cada alineador por el siguiente de la serie, sus dientes se moverán – poco a poco, semana a semana – hasta que lleguen a la posición final que su ortodoncista prescribió.

Se debe visitar al dentista cada 2 semanas, para asegurarse de que su tratamiento está progresando como se planeó. La media del tiempo total de tratamiento oscila entre 9 y 15 meses, y la media de alineadores que hay que llevar durante el tratamiento oscila entre 18 y 30, pero ambos datos varían en función del caso.

El sistema Invisalign también ostenta una higiene mejorada con respecto a los aparatos tradicionales. Debido a que los retenedores transparentes son removibles, los pacientes pueden cepillarse y limpiarse con hilo dental como lo harían normalmente, lo que reduce las probabilidades de posibles manchas y caries que ocurren frecuentemente con los aparatos tradicionales.

Asimismo, se limitan menos las opciones de alimentos y bebidas. Si los pacientes desean comer un caramelo pegajoso o beber un refresco, pueden hacerlo después de quitarse el retenedor transparente. Hay muy pocos problemas asociados con el sistema. Lógicamente aquellas personas que no usan siempre el retenedor pueden observar que sus dientes no cambian de posición tan rápido como les gustaría. Quienes tienen dientes y encías sensibles pueden sentir malestar al cambiar al nuevo alineador de la serie. Sin embargo, estos problemas son leves y la mayoría de los pacientes creen que los beneficios superan ampliamente a cualquier problema. La comodidad y el fácil uso de este sistema lo han convertido en la elección de más de medio millón de personas, logrando que éstos luzcan una sonrisa nueva e increíble, sin tener que pasar por esa “sonrisa metálica” que muchos temen.